EN LA TIERRA DEL PRIETO PICUDO Y DEL ALBARÍN

Bodega y Viñedos Solotero nace de la pasión de la familia Cascallana por la elaboración y gusto al vino. Desde 1920 hemos exprimido cada racimo de Prieto Picudo y Albarín en la cueva subterránea propiedad de la familia, ubicada  en el característico paisaje de la comarca de los Oteros. El microclima existente dentro de este tipo de bodegas favorece la elaboración y conservación de exquisitos vinos.


press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/5

LA BODEGA

La tradición pasó de padres a hijos, hasta que en el año 2017 los actuales propietarios ponen este proyecto en marcha construyendo una bodega con instalaciones modernas pero con el mismo objetivo, elaborar vinos de manera tradicional mimando el proceso.

La propia familia entiende que la base para elaborar buenos vinos es cuidar cada parte del proceso, desde las tareas que se llevan a cabo en  los viñedos hasta que el vino llega  al cliente.

LOS VIÑEDOS

 

En Bodega y Viñedos Solotero cuidamos nuestras cepas de Prieto Picudo y Albarín durante todo el año, ya que nuestra intención es que todas aquellas personas que disfruten de nuestros vinos, sean capaces de reconocer y disfrutar de los auténticos aromas y sabores que nos ofrece nuestra tan preciada materia prima.

PRIETO PICUDO

Se trata de la variedad autóctona de la zona. Una de sus principales características es su gran concentración de azúcar y tanino, lo que permite disfrutar del vino de aguja. El racimo es de tamaño medio y color azulado, presenta bayas ovaladas y acabadas en punta, característica que da nombre a la variedad.​​

ALBARÍN

Esta variedad sólo se cultiva en Asturias y en el sur de la provincia de León, es escasa y muy especial. Se caracteriza por su frescura e intensidad aromática. Conjuga los aromas herbáceos y frescos del verdejo con la calidez y las notas tropicales del albariño. El racimo es de tamaño pequeño, con bayas redondas de color amarillo verdoso.